lunes, 26 de septiembre de 2016

“Reacciones opuestas”, por Angus Laurie

“Lima no es la única ciudad en el mundo con Pokémon Go”.

“Reacciones opuestas”, por Angus Laurie
La Municipalidad de La Punta anunció hace dos semanas una ordenanza para regular el uso de Pokémon Go en el distrito. (Facebook)


Pokémon Go fue lanzado por Niantic en julio de este año y tuvo un impacto inmediato en la ciudad. Como aplicación de realidad aumentada, uno juega en relación con su localización, algo que involucra el espacio público, restaurantes, museos, etc. De alguna manera, la app representa una nueva manera de usar y activar el área urbana. Pero más allá de su impacto en la ciudad, la respuesta de algunas autoridades, en un esfuerzo por controlar el orden en las vías, es interesante.
Hace dos semanas, la Municipalidad de La Punta promulgó una norma que prohíbe el juego de Pokémon Go en ciertos espacios públicos y restringe el horario para el uso de la aplicación. La multa por infringir la ordenanza es de S/395, con la posibilidad de retener el celular del usuario. Aparte de la polémica por limitar el derecho de usar el espacio público, lo controvertido de esta norma es que pretende restringir la libertad de las personas sin controlar a la empresa que creó la aplicación.
Lima no es la única ciudad en el mundo con Pokémon Go. De hecho, muchas municipalidades en otros países han enfrentado casos similares al de La Punta sobre el uso del juego en el espacio público.
En Toronto, por ejemplo, la presencia de jugadores de la aplicación dentro de un terminal de transporte público estaba causando una gran congestión. ¿Qué hizo el alcalde de Toronto? Pues cogió su teléfono y se comunicó con Niantic para explicar la situación. ¿Y qué hizo Niantic? Eliminó las pokeparadas dentro del terminal. El resultado fue la descongestión del lugar sin restringir los derechos de los ciudadanos.
En Bressolles, un pueblo francés de 800 habitantes, el alcalde temía que los jugadores de Pokémon Go fuesen atropellados mientras miraban sus teléfonos. Del mismo modo, el alcalde de la ciudad de Des Moines, en Iowa (Estados Unidos), estaba preocupado por la seguridad de los jugadores de la aplicación en un espacio público, específicamente de noche.
¿Y qué hicieron? En ambos casos, se tuvo el sentido común de abrir la página web de Niantic para llenar un formulario titulado “Solicitar la eliminación de una pokeparada o gimnasio”. Así se resolvieron estos problemas, por más triviales que parezcan, sin restringir los derechos de sus ciudadanos.
En el caso de La Punta, es probable que algunos vecinos estaban molestos por el ruido causado por el uso de ciertos espacios públicos de noche o de madrugada, y es el trabajo de una municipalidad tomar en cuenta la diversidad de intereses y responder adecuadamente. Pero la forma con que la municipalidad de ese distrito respondió, como una “autoridad niñera”, es inaceptable.
La próxima vez, se coge el teléfono, o aun más fácil, se llena este breve formulario: https://support.pokemongo.nianticlabs.com/hc/en-us/requests/new?ticket_form_id=341148.

1 comentarios :