sábado, 6 de agosto de 2016

¿Cuáles son los retos de México para convertirse en un pueblo Pokémon Go?

Cobertura, velocidad y capacidad de las redes móviles, así como la asequibilidad de los planes de servicio puede complicar la caza a los maestros pokemones. De mejorar en esos rubros, las empresas de telecomunicación y de videojuegos hallarán un jugoso mercado, uno mucho más allá de las poke monedas.



Los gamers mexicanos están maravillados por la magia de Pokémon Go. Por primera vez una generación de jóvenes puede disfrutar en realidad aumentada y en móviles de una aplicación de videojuegos que saltó de una de sus caricaturas preferidas de la infancia hacia su celular. Pokémon Go es revolucionario y creará tendencia, más allá de que los usuarios harán ejercicio despegándose de las consolas fijas con su andar por las calles y de que las acciones de Nintendo tomen nuevo aire en las bolsas de valores.

Pokémon Go es revolucionario, porque su existencia trae consigo retos y oportunidades para toda la industria de las telecomunicaciones y de los videojuegos.

Los retos para las operadoras están en cómo ampliar la cobertura, capacidad y velocidad de transferencia de datos en sus redes, así como en la configuración de nuevos planes de servicio más asequibles para los usuarios. Para la industria del videojuego se amplía el nicho en el segmento móvil y su reto está en cómo defenderse y defender al gamer de los ataques informáticos, pues Pokémon Go ya ha sido objeto de ello.

Identificar obstáculos y posibilidades en Pokémon Go ahora, mantendrá mañana las esperanzas de ambas y de otras industrias con los videojuegos en línea y móviles. Por ejemplo, gracias a Pokémon Go la industria del marketing y del consumo masivo pueden llegar con las compras por recompensas a otros segmentos de mercado y los recursos que Niantic, Nintendo, las demás tecnológicas y las operadoras pueden obtener ahora de las “poke monedas” crecerán exponencialmente con otras herramientas.

Sólo el mercado de los gamers presenta por sí mismo “una jugosa oportunidad que Pokémon Go viene a desvelar”, coincidieron expertos; una vez más, el reto está en cómo atacar ese negocio y en las mejoras de las redes y los planes de datos están algunas de las claves para los usuarios, para el caso de las empresas de comunicación móvil.

Ahora mismo, México es un mercado de 5 millones 153,000 amantes de los videojuegos en línea y sólo en este 2016 se sumarán alrededor de 667,000 nuevos gamers asiduos, estima la consultora Pyramide Research. México no es un mercado como los de Canadá o Estados Unidos, donde el negocio de los juegos digitales ya mueve 14.8 billones de dólares, según estimaciones de SuperData Research, pero tampoco es desdeñable; previsiones de distintas consultoras y analistas cifran al valor del mercado mexicano de videojuegos a uno que ronda los 800 millones de dólares.

NOTICIA: ¿Está provocando AT&T a Telcel y Movistar en roaming?

SuperData Research informa más adelante que el consumo de juegos dispositivos móviles crece en el mundo. Ello demuestra que su participación en cuanto ingresos en el mercado se ubica en 24.7%, contra el 36.3% que aún retienen las PCs en fijo y el 3.6% de las consolas.

Otro dato que deben tener en cuenta las empresas directamente interesadas, es que Pokémon Go logró ya que los usuarios realizaran 100 millones de descargas, mientras que la GameCube, una de las consolas favoritas de Nintendo, ronda los 21.5 millones de equipos colocados en el mercado.

“Esta es una app revolucionaria que está uniendo varias tecnologías: GPS, realidad aumentada, Internet afuera, redes sociales y además pone en evidencia el desempeño de las redes móviles. Por todo eso es positivo que haya llegado, pero indiscutiblemente existen algunos puntos por afinar”, platica Daniel Junowicz, director de la firma de analítica de datos de campañas de publicidad AppsFlyer.

Reconocer los puntos flacos, dice desde Buenos Aires el empresario Daniel Junowicz, permitirá a las operadoras y creadoras de videojuegos hacer nuevos negocios, “porque ahora el Internet y los juegos en línea se fueron para afuera.Salir a jugar afuera se volvió 'trendy' y por eso pronto van a salir varios juegos de este estilo”.

“Si un usuario está en línea jugando 45 minutos (sólo con Pokémon Go), como dicen las estimaciones, ahí está la oportunidad de monetizar el juego, por ejemplo: mediante la geolocalización, el usuario va a buscar pokemones a una tienda para que vaya subiendo de niveles y a cambio, la tienda patrocina con publicidad o servicio; es sólo una manera. Puede haber más”, afirma el director de AppsFlyer Latinoamérica.

NOTICIA: Axtel, Maxcom y Marcatel, ¿quién es más útil para AT&T?

Pero en México la economía digital avanza a paso lento; por ejemplo, aunque existen terminales con tecnologías para convertir al teléfono en una cartera electrónica, esta posibilidad poco se usa.

Las redes móviles, además, apenas se encuentran en migración a las tecnologías de comunicación móvil 4G LTE. En cobertura, las tres grandes operadoras: AT&T-Movistar-Telcel ya alcanzan a cubrir el 85% del territorio mexicano. El grueso del mercado, sin embargo, aún se comunica con base en tecnologías 2G y 3G y bajo la modalidad del prepago, aquél que es el segmento que además consume pocos datos móviles básicamente por el factor precio y potencia técnica de su dispositivo móvil. Y Pokémon Go consume cuando menos 25 megabytes de datos y exige de un equipo que al menos sea un smartphone básico.

Todos esos son los principales factores que significan los retos para que México sea un pueblo donde los maestros pokemones puedan disfrutar de una grata experiencia con este juego de realidad aumentada.

“En un contexto como el de México y en buena parte extensible a la región latinoamericana: con redes 4G en expansión, pero aún con densidad y cobertura territorial limitada y redes 3G con calidades de conexión en velocidad y estabilidad relativamente precarias, la experiencia del usuario de plataformas como Pokémon Go no será tan buena”, estima Gustavo Fontanals, especialista en telecomunicaciones de la Universidad de Buenos Aires (UBA).

“Con problemas de funcionamiento, a los que se suman los altos consumos de batería. Eso podría implicar un problema de percepción por parte de los usuarios, no sólo hacia esas aplicaciones en sí, sino también hacia las propias operadoras móviles, que serían vistas como responsables en última instancia de un mal servicio. A eso se suma, por cierto, el alto consumo de datos que implican este tipo de aplicaciones, otro motivo que terminaría afectando entonces la experiencia de la mayoría de los usuarios, ahora desde su bolsillo. Problemas de este tipo, por ejemplo, ya se están viendo en casos como España, que tiene una red 4G y una penetración de su uso más elevada que en México, lo que marca un vaticinio de lo que podría pasar en nuestro contexto”, perfila Gustavo Fontanals.

NOTICIA: Telcel lidera, pero AT&T aprieta el paso en las redes 4G LTE

La calidad de las redes móviles para Pokémon Go no sólo se contempla en materia de cobertura, sino en capacidad de las mismas para la velocidad en trasferencia de datos y su volumen de capacidad.

Jesús Romo, director de la firma de análisis Telconomia, insiste en que “la variable de importancia es la densidad, no tanto la cobertura de la red”. Recuerda que los operadores están ampliando sus redes y que, por ejemplo, AT&T llegará este año a más de 160 ciudades mexicanas con 4G LTE, con posibilidad de atender a 75 millones de personas.

Romo de la Cruz explica además que las redes móviles no se construyen en función de las aplicaciones digitales, como Netflix o Pokémon Go, pero sí son parte integral de la nueva economía digital:

“No se construye infraestructura para satisfacer una app en específico. Es el entorno tecnológico el que te permite generar las nuevas aplicaciones y detectar áreas de mejora. Por ejemplo, los operadores no optaron por soluciones de virtualización o la nube para el manejo de sus elementos 'core' para que pudiera surgir Netflix o YouTube, sino que los desarrolladores de estas aplicaciones aprovecharon el entorno para generar apps basadas en video sobre Internet. Luego, ante el incremento del tráfico de video, los operadores ven las áreas de mejorar la gestión de sus redes”.

NOTICIA: WhistleOut compara el mejor plan de datos para el usuario

Descontando el aspecto de la capacidad de redes, Iván Maldonado, analista de Pyramide Research, asegura que en la conformación de planes de servicio más particulares es donde los operadores pueden conseguir su tajada de las aplicaciones como Pokémon Go que pronto serán un negocio.

Esto, porque la app de Pokémon Go consume un considerable volumen de datos, más notable cuando se trata de un usuario de prepago.

En México, de acuerdo con Pyramide Research, el consumo promedio por usuario en el segmento del prepago es de 175 Megabytes y de 1.2 Gigabytes en el caso de clientes de pospago. Pokémon Go demanda al menos 25 Megas en su uso y los usuarios echan mano de la aplicación entre 40 y 45 minutos en cada sesión, según Ericsson.

NOTICIA: Pig.gi, una app que regala crédito al usuario

El consumo de datos en México creció 34% en 2015 frente al 2014 y todo indica que el cliente de prepago necesita echar mano de puntos Wi-Fi si no cuenta con un plan continuo de datos móviles. El problema es que Pokémon Go se juega en el exterior y allí, para el caso de la Ciudad de México, sólo Telmex es el proveedor con un buen número de puntos Wi-Fi Infinitum ubicados en varias zonas de la capital, alrededor de 50 que pueden ser la alternativa para los maestros Pokémon.

“Estamos entendiendo que hay nuevos tipos de usuarios móviles en tema de videojuegos; poco más de 5 millones y este año se agregarán 13% más. Entonces este es un mercado muy dinámico, porque más de medio millón de usuarios habrá en videojuegos y ese es justamente el punto: poner el foco en los inhibidores, que también son las capacidades de las terminales y los precios”, plantea Iván Maldonado, de Pyramide Research.

Algunas operadoras ya se están adelantando. El operador móvil virtual Virgin Mobile ya está ofreciendo planes específicos desde su página de Internet. AT&T ya ha comenzado a responder desde sus redes sociales que analiza ofrecer paquetes para que los usuarios a saquen mejor provecho a productos como Pokémon Go. La app Pig.gi, que despliega publicidad en los celulares a cambio de tiempo aire en minutos o datos, puede ser otra posibilidad para los gamers mexicanos en su reto de convertirse en maestros pokemones.

“Pokémon Go y aplicaciones que vengan son aceleradores; motivadores con los que los operadores pueden intentar migrar a sus usuarios”, dice Iván Maldonado, de Pyramide Research. “Los operadores tienen dos trabajos para mejorar esta experiencia: despliegue de planes más asequibles y elevar el consumo de megabytes con el tema de una buena terminal. La experiencia se determinará con un buen equipo y buena velocidad y capacidad de datos. Es lo que exige el mercado móvil con estas aplicaciones”.



En planes de pospago, Movistar adelanta a Telcel y AT&T Ver nota.

nlb

1 comentarios :