miércoles, 30 de octubre de 2013

Cambios en el diseño de Google Glass o cómo hacerlas aún más feas

Google ha publicado hoy algunas fotografías de Google Glass 2 en las que podemos observar su nuevo diseño y, de alguna manera, lograron hacerlo peor que el primero.

POR YARE SAAVEDRA

Apenas el día de ayer Google estaba anunciando Google Glass 2 y su programa de intercambio de modelos con los actuales dueños del dispositivo. Una de las novedades más importantes de esta nueva versión del gadget es que recibiría un completo rediseño basado en las opiniones de sus usuarios actuales. Google no publicó las fotografías de Google Glass 2 hasta el día de hoy y, tristemente, el resultado no es positivo.

¿Y el rediseño?

Uno de los principales problemas en Google Glass desde su lanzamiento es su diseño y, hasta el momento, parece que Google no ha logrado resolver este problema. La crítica respecto a la fealdad de los lentes es evidente en diversos lugares de la web y es que una de las patillas de los lentes es demasiado grande ya que tiene que dar soporte a los principales componentes de Glass como la cámara, la batería y la pantalla. El problema es que el sensor que se monta en la parte frontal no es la única pieza del gadget y, esconderlos de manera discreta en un armazón más estilizado puede convertirse en una tarea difícil.

Hace algunos meses, Isabelle Olsson, una diseñadora industrial que trabaja en el proyecto de Google Glass 2, publicó en su cuenta de Google+ algunas imágenes que nos hicieron pensar que esta nueva versión del dispositivo sería más pequeña, con líneas más suaves y que, incluso, podríamos tener lentes ahumadas para darle más estilo a Glass. El problema es que las fotografías no mostraban el dispositivo de lado, así que no podíamos observar el tamaño de la patilla que da poder al sensor. Al parecer, el problema del espacio para los componentes no pudo resolverse de la mejor manera y resultó en una versión mucho más fea que la primera.

Si comparamos Google Glass 2 con la primera versión del dispositivo, podemos observar que el área en la que se encuentran los componentes "internos" de este dispositivo es aún más grande. Lo más probable es que sea el resultado del auricular que ahora se incluye con el gadget. Evidentemente, esto significa más peso y seguramente se convertirá en un problema. Aquellos que usamos lentes por prescripción médica, buscamos que los armazones que usamos en nuestra cara sean de lo más estilizados y ligeros; de lo contrario, los dolores de cabeza son inminentes y las horribles marcas en la nariz y orejas también. A final de cuentas, Google Glass 2, es una versión gorda o en esteroides de la primera y no es un cumplido.

Las nuevas funciones

Una de las nuevas características de Google Glass 2 es su supuesta ergonomía mejorada, esto con el objetivo de ayudar a los usuarios que ya usan lentes de prescripción médica a ajustarse al uso de Glass también. Pero, ¿cómo será esto posible con líneas completamente rectas y un estorbo de patilla gigante? La realidad es que sí, hay mucho más espacio entre Google Glass 2 y la cara del usuario que bien se podrían meter otros lentes en medio. Sin embargo, volvemos al tema del peso del dispositivo sobre la nariz y las orejas y ¿además agregarle otro par de patillas, micas y plaquetas de soporte? Gracias, pero no.

El auricular que podemos observar en las imágenes también es la novedad en Google Glass 2. Supuestamente, esta nueva característica emitirá sonido mediante conducción ósea. Esto quiere decir que las vibraciones serán transmitidas a través los huesos del cráneo. Una de las ventajas de esta tecnología es que los usuarios no dejarán de escuchar otro tipo de sonidos en el exterior; de esta manera, el Glass Explorer en cuestión podrá escuchar sus mensajes mientras está en una conferencia o poniendo atención a lo que se encuentra a su alrededor. Además, este tipo de transmisión no daña el oído y transmite un sonido claro independiente del entorno del usuario.

El problema o desventaja con este tipo de transmisión de sonido en Google Glass 2 es que no es eficaz para la sensación espacial del sonido. Mientras que los auriculares tradicionales pueden aprovechar las características estéreo de las bocinas, mediante la conducción ósea esto es más difícil de lograr. Sin embargo, en Google Glass 2 sólo tenemos un auricular así que ya podemos descartar esta opción.

¿En conclusión?

En general, el nuevo diseño de Google Glass 2 es feo. Este gadget ahora parece más un estorbo para el usuario que un dispositivo que quisiéramos usar sobre nuestra cara. Google definitivamente tiene que ponerse a trabajar en la ergonomía del aparato, principalmente para ajustarse a los diferentes tipos de usuarios y logrando reflejar lo que realmente puede hacer con un dispositivo tan innovador como Google Glass. Tal vez la compañía tenga que recurrir a un diseñador de modas profesional como en el caso de otras compañías para lograr el cometido.

Se ha rumorado que el precio de Google Glass 2 se vería reducido en esta nueva versión, pero Google no ha dicho nada al respecto. El precio actual del dispositivo es de 1.500 dólares y pagar por la tecnología está bien, pero es un dispositivo que esta pensado para usarse durante un periodo largo de tiempo y usar Google Glass 2 en público o por diversas horas con este nuevo diseño es de pensarse.

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada